«Traía el Netflix de familia que no conozco»: El caso de TV sellada que fue comprada en tienda Paris |

«Traía el Netflix de familia que no conozco»: El caso de TV sellada que fue comprada en tienda Paris

Primero la polar con el caso de ropa falsificada y ahora esto… Un cliente acusó que compró una TV sellada en la tienda Paris y que ésta traía registrada la cuenta de Netflix de una familia totalmente desconocida. Pero ¿qué pasa si la multitienda vendió un producto refaccionado?

Un persona reveló en su cuenta de Twitter que compró un televisor sellado en la multitienda Paris y que se llevó una sorpresa al desempacarlo y encenderlo.

“Traía Netflix, Disney Plus, Amazon Prime de una familia que no conozco”señaló en la red social adjuntando una fotografía.

La TV tenía dichos servicios de streaming asociados y con los registros de usuarios desconocido, lo que le hace suponer que le vendieron algo que ya estuvo en manos de otros clientes.

El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) entregó una respuesta de este caso también por Twitter: la acusación realizada por el cliente es constitutiva de denuncia formal, la cual se puede realizar gratuitamente al número 800 700 100 o vía web en sernac.cl

Pero ¿qué pasa si la multitienda vendió un producto refaccionado? El Servicio precisa que en esos casos, “la empresa que vende tiene la obligación legal de informar al consumidor de manera expresa y con anterioridad a la compra”.

Además, las tiendas deberán indicar en los propios artículos a la venta, en sus envoltorios, en avisos o carteles visibles en sus locales de atención al público, que se trata de artículos de segunda selección, hecho con materiales usados u otro equivalente.

Asimismo, un producto refaccionado o que fue arreglado para una posterior nueva venta, debe ser entregado al consumidor de manera óptima (“reseteado”).

Desde Paris, por su parte, indicaron a BioBioChile que estaban al tanto de la situación que expuso el cliente en Twitter; y que están recopilando detalles al respecto.

Ley del Consumidor

Cabe recordar que el 24 de marzo entró en vigencia la reforma a la Ley del Consumidor que amplía el plazo de garantía legal de los productos, pasando de tres a seis meses, periodo en que las personas podrán exigir el cambio del producto que salió defectuoso, la devolución del dinero pagado o la reparación.

Comparte si te a gustado: