Carla Jara reveló cuando se quebró todo con Kaminski en “Podemos Hablar”

Carla Jara / Podemos Hablar
Carla Jara / Podemos Hablar

Carla Jara abrió su corazón sobre la ruptura con Francisco Kaminski en el programa “Podemos Hablar” de CHV.

Durante la conversación con Julio César Rodríguez, la exintegrante de Mekano detalló los eventos que llevaron al fin de su relación con el padre de su hijo Mariano.

Todo comenzó con la sospecha alimentada por mensajes anónimos que alertaban sobre la cercanía entre Kaminski y Camila Andrade, colaboradora en el programa de televisión.

“Yo empecé a sospechar, porque me llegaban mensajes de textos, mensajes por Instagram que me decían ojo con tu marido y la Camila, gente que trabajaba en el equipo de ellos”

A pesar de compartir estas preocupaciones con Kaminski, quien atribuía los rumores a la malicia de otros, Jara empezó a sentir un presentimiento en la ‘guatita’.

La situación empeoró con la llegada tardía de Kaminski a casa, justificándose con las grabaciones del programa en el que coincidía con Andrade. Sin embargo, el punto de quiebre llegó durante unas vacaciones en Brasil, cuando el hijo de Jara descubrió un mensaje comprometedor en el teléfono de Kaminski.

Fue rudo, porque el que le encuentra el mensaje es mi hijo. Mi hijo es el que encuentra el primer mensaje y no voy a profundizar en eso porque me duele, porque es un menor de edad y no lo quiero hacer partícipe de esto… para transparentar todo fue así y él me lo muestra”, sostuvo.

La confrontación directa con Kaminski tras una llamada de Andrade confirmó las sospechas de Jara.

“Kami se hizo el loco y se fue de la habitación y me dejó con mi hijo en muy mal estado, en shock, cuando sale de la habitación”, afirmó.

A pesar de los intentos por salvar su matrimonio, incluyendo la renuncia de Kaminski al programa y la terapia, la relación se tornó cada vez más inestable tras su regreso a Chile.

“Me dice ‘voy a renunciar al programa’ y yo le digo ‘perfecto, me parece muy bien’. ‘Además, voy a tomar terapia, voy a ir al psicólogo, al psiquiatra para entender por qué me pasó esto y para volver hacer la familia que éramos'”, agregó Jara.

Después de eso, tuvieron una conversación con su hijo, asegurándole que todo estaría bien. Sin embargo, al volver a Chile, la situación se complicó aún más debido a la inestabilidad de la relación.

“Hay un tipo de acercamiento y él cambia automáticamente su actitud conmigo (…) nuestra relación se puso color de hormiga, discutimos y el viernes me dice ‘voy a salir a ir a una reunión’, a las 10 de la noche”, comentó en PH.

Esto fue lo que colmó a Carla Jara: “En un momento quise irme de la casa, pero la psicóloga de mi hijo me dijo que no es bueno… ahí se rompió todo”, cerró.